Equipos de Estética

Equipos de Estética

Últimamente hemos estado hablando sobre los diferentes equipos que proporcionamos aquí en la clínica, incluso hemos hablado también de los diferentes tratamientos que hay según la zona tratada, pero hoy queremos aprovechar para hacer un mix y hablar en términos generales sobre los equipos de estética.

¿Qué son los equipos de estética?

Un equipo de estética no es más que otra manera de llamar a lo que se conoce como aparatología estética, que es todo el conjunto de maquinaria e instrumentos empleados en tratamientos médico-estéticos cuya función principal se basa en modificar o remodelar ciertas partes de nuestro aspecto físico con el fin de hacerlas más atractivas. 

Estos aparatos han ido evolucionando mucho a lo largo de los años. Gracias a este progreso, tratamientos que antes podían llegar a durar varios meses, ahora son capaces de completarse en menos de un día. Y además de hacerse efectivos en menos tiempo, hemos llegado al punto donde los tratamientos no dejan ninguna secuela ni ningún rastro de cual sea que haya sido la intervención.

Tipos de Equipos de Estética

Aquí hay que aclarar que hasta el utensilio más simple puede considerarse un instrumento de estética, como por ejemplo una pinza para el entrecejo o unas cuchillas para las piernas.

Sin embargo, cuando hablamos de equipos de estética, generalmente nos referimos a aparatos más sofisticados.

Principalmente podemos diferenciar entre aparatología estética facial y aparatología estética corporal. En la facial, veremos instrumentos centrados en la capa exterior, es decir, en tener el vello correctamente perfilado, una piel bien hidratada sin grasas ni pieles muertas… Y cómo no, el famoso botox, que se ocupa de mantener los músculos faciales relajados para evitar la formación y acumulación de arrugas.

Por otro lado, los equipos de estética corporal, suelen centrarse más en la capa interior, sobre todo a la hora de efectuar tratamientos de reducción de grasa o definición. 

Básicamente la mayoría de estos aparatos, lo que tratan de hacer es reducir grasa a través de ondas eléctricas que tensan y destensan los músculos muchas veces en muy poco tiempo, lo cual obliga a nuestro cuerpo a usar la “grasa sobrante” a modo de combustible para efectuar el movimiento, y de esta manera conseguimos quemar la grasa a través de un proceso natural impulsado por una máquina.

¿Conocías la diferencia entre estos equipos de estética? ¿Tienes una clínica o centro estético y necesitas aparatología?

Consulta todas las opciones de financiación, venta y posventa. Tu éxito es nuestro compromiso.

Hecha un vistazo a nuestras redes sociales para estar al día de las últimas novedades:

Síguenos en Instagram

Visita nuestra página de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *