Aparatología Estética Corporal

Aparatología Estética Corporal

El mundo de la Aparatología Estética es muy amplio, y cada vez hay más sectores o tratamientos en los que especializarse. Como en casi cualquier doctrina, el avance de las nuevas tecnologías y los avances que estos permiten, casi siempre se logran 2 cosas:

  • Mejorar lo que ya tenemos
  • Trabajar en nuevos procesos para solucionar un mismo problema

Es por esto que hoy os queremos hablar sobre la Aparatología Estética Corporal

¿Qué es? 

Bueno, aunque la cabeza (y por tanto la cara) está conectada al cuerpo, podríamos decir que la aparatología estética corporal se ocupa de efectuar toda clase de tratamientos en lo que respecta del cuello para abajo. 

Existen muchos tipos diferentes de máquinas, y cada una tiene su propia función, es por ello que no existe el aparato estético perfecto, ya que cada paciente tiene sus propias necesidades (aunque claramente siempre hay mejores y peores calidades dentro de un mismo sector).

Clasificación según zonas trabajadas 

Cualquier tipo de maquinaria o aparatología estética corporal tienen la misma función: mejorar la apariencia del cuerpo mediante tratamientos que en su gran mayoría, residen en la reducción de grasa (y por tanto la definición de la figura) y en el cuidado de la piel.

Esta diferencia la establecemos por que afecta directamente al tipo de tratamiento, ya que los procesos externos están más enfocados en el tratamiento de la piel, mientras que los procesos internos están pensados para modificar y por lo general reducir la figura corporal. 

El ejemplo más claro de uso de aparatología estética corporal externa es la depilación. El uso de una maquinaria incorrecta como cera casera o cuchillas, no sólo no consiguen el efecto deseado, si no que pueden llegar a ocasionar daños en la superficie cutánea. 

Un claro indicador de la efectividad de un tratamiento, reside en la medida que lo sintamos mientras lo estamos haciendo. La cera que es de los tratamientos más antiguos en esta doctrina, hace que sientas cada pelo que te sacan mientras lo hacen, mientras que las nuevas tecnologías como nuestro Láser SHR no solo se ocupan de reducir el cabello desde el folículo, prácticamente ni te enteras de que te están pasando un láser por la piel. 

Por otro lado tenemos los tratamientos internos. Uno de los mejores ejemplos es el uso del MSCULPT, del que hablamos en la entrada anterior. Su tecnología permite soltar descargas que contraen los músculos a gran velocidad, lo que hace que nuestro cerebro utilice la grasa de nuestro cuerpo como reserva de energía para responder a dicho estímulo. 

Consulta todas las opciones de financiación, venta y posventa. Tu éxito es nuestro compromiso.

Pásate por nuestras redes sociales para estar al día de las últimas novedades:

Síguenos en Instagram

Visita nuestra página de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.